Aprende 3 técnicas que te mantendrán productiva durante esta semana, y tal vez todas las que vengan.

Si conoces las técnica de la Regla de 3, ABCDE, y Ley de Pareto, quizás no tenga mucho que aportar a tu nivel de productividad. Pero si no, quédate y te aseguro que te ayudarán.

Uno de los temas que mas me ha apasionado ha sido la productividad y los hábitos. Es por ello que hoy quiero compartir 3 métodos para mejorar tus niveles de productividad. No importa que tan organizada seas, muchas veces ocupamos nuestro valioso tiempo, en asuntos que no lo merecen.

¿Qué es la productividad?

Vamos a partir definiendo la bien pondera productividad. Y para ello debemos considerar que este término puede ser utilizado en diferentes ámbitos.

En el trabajo: la cantidad total de bienes y servicios que los trabajadores producen en un período determinado de tiempo.
Productividad personal: la producción relevante de un individuo en un período determinado.

Pero de qué va eso de “producción relevante”, en otras palabras es hacer lo que tenemos que hacer. No ver toda la tarde La Casa de Papel. (Ojalá mi jefe no lea esto 🙄)

¿Pero qué es lo que realmente debo hacer? Esa es la pregunta que vamos a responder a través de estos 3 métodos.

 

1. Regla de 3

Bueno esto lo aprendí la semana pasada en un curso de Skillshare. En donde Michael Karnjanaprakorn uno de sus fundadores, aplicaba de qué manera el se organiza de forma anual, mensual y semanal. Y es en esto último que quiero compartirte su método. Puede ser bastante sencillo pero es muy poderoso.

El método está basado en el Plan -> Hacer -> Revisar. A continuación vamos a ir manos a la obra para explicar en detalle de que va todo esto:

a. 3 Prioridades a la semana: Así de sencillo, vamos a ir a nuestra agenda, app de productividad del momento (puede ser Evernote). Y vamos a escribir nuestras 3 prioridades de la semana. Lo importante es que puedas hacerlo desde un área en específico, o sea si es de lo laboral, deberás colocar 3 prioridades y si es de lo personal, también deberías hacerlo.

b. 3 Prioridades del día: Ahora que ya tenemos definida nuestra semana, pasaremos a definir las prioridades del día. Mi recomendación es que sea lo primero que hagas en tu mañana. Incluso si puedes hacerlo la noche anterior es mucho mejor.

Ya que tu mente descansará y comenzarás el día con las prioridades claras, sin que nadie te distraiga de aquello.

c. 3 Triunfos de la semana: Semana y día listo, ahora ¿Qué esperamos lograr esta semana? Terminar X pendiente, retomar el curso, etc. Lo importante es que debes tener claro que al finalizar la semana deberás revisar si conseguiste estos triunfos.

La idea es hacer lo que genere más valor para la organización o para tu vida.

Al finalizar la semana, por ejemplo un domingo o sábado por la tarde. Deberás revisar cómo estuvo tu semana y si conseguiste lo que te habías comprometido. ¡Tienes permiso de fallar! Así que no te castigues, la vida pasa.

Es importante este ejercicio, ya que te entrega una visión de que sí estas logrando cosas. Y te empuja a continuar.

Para ayudarte te dejo esta guía descargable:

2. Regla ABCDE

Método recomendado por Brian Tracy en su libro “Tráguese ese sapo”. Un libro que ha sido traducido a 40 idiomas. Una joya. Es muy sencillo de leer y tiene bastantes métodos que te ayudarán.

La Regla ABCDE se basa en 2 actividades, la primera es que deberás hacer un Checklist con todas las tareas que debas hacer durante el día. Una vez completada esa actividad pasaremos a la segunda, evaluar su nivel de importancia y es aquí dónde ocupamos la regla:

a. Letra A: Muy importante. Eso quiere decir que es ese “Sapo” que debemos tragarnos. La tarea más importante del día, y que no podemos pasar a otra tarea mientras esta tarea este realizada. (Generalmente es esa tarea que postergamos por la eternidad) Sabrás de inmediato cual es 😑

b. Letra B: Tarea que debo realizar. Es la tarea que tienes que hacer si o si, no tienes salida. Pero no es TAN importante como la primera.

c. Letra C: Tarea que podría realizar. Es aquella tarea que si nos sobra tiempo y ganas se podría realizar.

d. Letra D: Tarea que puedo delegar. Siempre hay alguna tarea que no necesariamente tenemos que hacer nosotros, y la podemos delegar a alguna compañera de trabajo.

e. Letra E: Tarea que debes eliminar. Eso quiere decir que esa tarea no se debería hacer. Simplemente táchala o postérgala para otro momento.

Pero ¿Qué pasa si tengo dos tareas MUY importantes? Para ello deberás utilizar lo siguiente: A: Tarea muy importante; A1= Tarea 2 muy importante; A2= Tarea 3 muy importante.

 

 

3. Ley de Pareto 80/20

¿Te suena? Si no es así, aquí va su definición:

Esto está basado en un descubrimiento que realizó Vilfredo Pareto en 1897:

Que un 80% de la riqueza de Inglaterra del siglo XIX estaba en manos de un 20% de los británicos, lo cual sigue cumpliéndose en nuestras sociedades modernas. Algo que no resulta tan extraño a pesar del posterior incremento de la clase burguesa, que niveló hasta cierto punto el nivel de riqueza. (El millonario perezoso:…y “El arte de estar siempre de vacaciones” Por Marc Fisher)

En palabras sencillas y con ejemplos más usuales esto significa que:

– Del 80% de las canciones que tienes en tus playslist solo escuchas el 20%
– Del 80% de las apps de tu celular solo usas un 20% de forma regular.
– El 20% de un libro representa el 80% de lo medular del libro.

¿Se entiende? Quizás este gráfico lo explica mejor:

Entonces ¿Qué debo hacer con eso?

Ahora deberás buscar aquel 20% que te genere el 80% de resultados. Esto tiene mucho que ver, cómo tener un checklist enorme, y solo obtener muy bajos resultados. Quizás el 20% de esa lista te va a generar el 80% de resultados.

Así que, tal vez sea bueno combinar estas reglas y generar tu propio método de productividad.

Palabras finales

Espero que estas reglas puedan ayudarte en esta semana que comienza y puedas mejorar tus niveles de productividad.

El confinamiento tarde o temprano acabará y podremos volver a nuestras vidas. Pero mientras tanto tenemos tiempo para mejorar a nivel personal y profesional.

Lo único después de la vida que no se puede recuperar es el tiempo, así que tenemos que valorarlo y usarlo a nuestro favor.

Te deseo lo mejor y nos leemos pronto.

Dan.